miércoles, enero 27

Colorea tus días con sonrisas


Y ahora me apetece cantar, abrir todas las puertas de mi casa y que la música me envuelva, me envuelva en una nube de energía, energía que va desde mi cabeza hasta el ultimo dedo del pie.
Quiero cantar, cantar para tí.
Quiero que me escuches, que vuelvas a poner esos ojos que ponías cuando me oías cantar en aquel concierto.
Quiero que se te caiga la BABA.


Tengo mil razones para sonreir y no tiene nada que ver la canción que este escuchando.
Por fin puedo escribir esto, por fin me he quitado todo ese peso que antes me reventaba por dentro.
Y quiero que llegue el viernes y el sabado y el verano. El invierno me estaba aletargando pero no ha conseguido vencerme.Reconozco que necesito ver esos rayos de sol otra vez, esos que entraban por los agujeros de mi cara.
Y le sonrío.


Hay magia cuando sigues luchando mas allá de tu resistencia. La magia de darlo todo por un sueño que nadie mas ve.
Y que bonito es cuando soñar se convierte en un placer sueñil, cuando no quieres salir de él.
Te despiertas,
pero quieres seguir soñando porque te lo estas pasando bien y no porque estés cansada.
Y te vuelves a dormir.
Y sigues en el mismo sueño pero sabes que es un sueño y haces las cosas pensandolas mejor aún.

Ahora reina un sentido y profundo caos aqui por mi ambiente habitacional. Mucho desorden pero...
lo mas importante, tengo una sonrisa que no me la podria quitar ni el color mas amargo de todos.
Voy a seguir regocijandome en la música por un rato más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario