domingo, agosto 9

Libre

Tiempo para mi, tiempo de caminar por calles en las que nadie presta atención a mis pasos, pasos que siguen adelante, que disminuyen, pasos que dan vueltas o retroceden…. De esas tardes en las que miras de todo sin prestar atención a nada y de esas en las que una ráfaga te hace cambiar la expresión y tornarla a esas que llaman de admiración o duda… Admirada porque sé que sola no estaré mal y porque no necesito a nadie para guiar mi camino, eso lo aprenderé a hacer con tiempo de practicas desde la mañana hasta la noche. No es que no quiera pero deseo estar sin todos ellos, necesito ser libre y sin ellos lo conseguiré sin pautas que me aten, sin avergonzarme y esconderme para hacer lo que quiero y siento, porque mi alma ansia el volar libre sin mirar atrás…
Dubitativa porque gracias a cada experiencia vivida aprendo a respetar el silencio en una conversación absurda, a pensar antes de responder a preguntas estúpidas y no sé si pensaran en mi duda de que mi persona lo haga algún día, quizás uno de esos en los que se hacen planes porque… estamos atrapados entre muros de falsedad e hipocresía convertida en personas… Alguna que no se merece un maldito recuerdo pero son experiencias que hacen recordar la ley de causa y efecto.

2 comentarios:

  1. ¿Sabes lo que me pasa, P_?
    Que necesitaría meterme en la cama, hacerme una bolita debajo de las sábanas y llorar durante mucho rato en bajito, mientras pienso en la fortuna que significa mi pequeña desgracia.

    Pero no lo haré, supongo, porque eso significaría reconocer que me pasa lo que me pasa, que es lo que no me puede pasar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. :)
    Sería del todo gracioso contarte esto con la de falta de información que tienes, pobre chica.

    Buaaa, sería genial, ahora te invitaría a una cocacola ultragrande y te contaría un montón de cosas, y tus ojos seguirían esta secuencia:

    o.o
    O.o
    o.O
    O.O
    O____________________O

    ResponderEliminar