miércoles, marzo 18

...




Ójala pudiese pensar en algo precioso. Escribir algo bonito, por ejemplo sobre el barro que todavía guardan mis zapatillas. Olvidar azoteas, risas o las mañanas de los domingos.
Me gustaría tener una vida sin fechas, sin límite, sin los viajes en autobús de cada día...
LLeva quince minutos sonando la misma cancion, quince minutos para escribir tan solo cuatro lineas que tal vez no sirvan para nada. Depende de lo que escuches escribes una cosa u otra aparte de los sentimientos de ese momento y se acaba de terminar, esa laaarga canción.


Cambiaré de tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario