martes, febrero 17

Rey Sol

Claro que es cierto, claro que el Sol hace a uno mismo más feliz. A mi hasta me saca la sonrisa y las ganas de hacer un montón de cosas. Días como el de hoy que miras por la ventana y solo ves estelas de humo que dejan los aviones que toman rumbo a Nunca Jamás y el radiante color azul que me recuerda a ti :)
Y desde donde estaba sentada podía distinguir a los pajaros en el árbol y la pequeña brisa que movia sus ramas. Por aquí unos tararean, otros hablan...hasta bailan, mientras yo escribo todo esto.Tal vez no sea un día en el que más inspirada esté pero vosotros me haceis escribir y... principalmente tu. Sabeis? Nunca fue tan duro perder los zapatos. Observo los minutos que quedan y se indigestan, treinta... entonces es cuando el techo cae y una vez aplastados abro los ojos y me doy cuenta de que ahora ahora y ahora mismo te veré. Todos esos sentimientos inmensurables y apartados de la lógica.

Gracias Rey Sol.

1 comentario:

  1. Hace poco leí en una nota en una cocina ajena: "Recuerda, hay miles de soles detrás de esas nubes"

    Me gusto tu blog!

    ResponderEliminar